Un caso de divorcio que nunca olvidaré

Hace poco, una señora que escuchó mi programa de radio, “Alivio Legal”, a través de La Ley, 107.9 FM, el cual transmito todos los domingos de 9 a 10 de la mañana, aceptó la invitación al recibir una cita totalmente gratis y me visitó. La recepcionista la pasó a mi oficina y antes de que yo pudiera presentarme, se soltó llorando desesperadamente. Fue tan expresivo su dolor, que se me hizo un nudo en la garganta.

Traté de calmarla y minutos después pudo alcanzar la respiración y me comenzó a contar lo que le sucedió. Me platicó que un día, después de haber celebrado su aniversario de matrimonio en un hotel y haber pasado lo que para ella fue una noche romántica y llena de pasión, el amor de su vida legalmente se divorció y le quitó todo, dejándola en la calle, todo, y sin que ella se diera cuenta.

¿Cómo fue posible? Esto sucedió por lo que en inglés se llama por “default”, que, en sí, es por incumplimiento, por no haberse presentado a la corte o no haber proveído una respuesta a la petición a la corte de divorcio puesta por el esposo. Mientras, el esposo, a la vez, mantenía a la señora ocupada con regalitos, llevándola a pasear, hablándole bonito y diciéndole que él ya no se quería divorciar, que quería poner el 100% a la relación.

La verdad es que él mismo estaba presentándose a la corte diciendo que no sabía donde estaba su esposa y que, como no respondía a la petición de divorcio, le pedía al juez que los divorciara por “default”, por faltar a la corte, dándole todo lo que él pedía; la casa, el 401k de la señora, los ahorros del banco, y todo lo que tenía ella. No sólo consiguió todo lo que él quería, sino también se quedó con lo poquito que él mismo tenía, y además, también va a recibir manutención de lo que ahora gana la señora en su trabajo.

Esto, no solo les pasa a las mujeres. A los hombres también. Es triste que lo engañen a uno, pero todavía tratar de dejar a una persona en la calle, sin ni un centavo, no se vale. En este caso, el señor piensa que ya se salió con la suya. Pero, ¿qué creen?. La señora se dio cuenta rápido y tiene 30 días para contratar a una abogada y vaciar o cancelar el juicio de divorcio, y 60 días para vaciarlo por razones válidas como el fraude y el engaño.

Toda persona, hombre o mujer, envueltos en un divorcio deben saber lo siguiente:

Tienen el derecho a la mitad de todo lo que es propiedad de matrimonio como la casa, la pensión de ambos, las cuentas de ahorros, los 401k, o beneficios de retiro y otras cosas más no mencionadas aquí. Si su pareja gana más que Usted, tiene el derecho a recibir un pago por manutención.

Si tienen hijos, el “child support”, la manutención para hijos, es de ley. No es solo “si la pareja quiere dar”, sino TIENE que dar aunque no quiera. Es su derecho y es por ley.

Si no tiene dinero para pagarle a un abogado y puede comprobarlo con sus documentos de ingresos e Income Tax, existe ayuda legal gratuita a través de organizaciones sin fines de lucro. En ciertas situaciones, si su pareja gana bien o tiene negocio, puede pedir que la pareja cubra sus gastos, incluyendo los de servicios legales.

Si lo/la están divorciando, Usted puede estar siendo víctima, no solo por el divorcio, sino también por quien esté representando su caso. Tenga cuidado sobre la persona a quien contrata, pregunte cuánto le cobrarán antes de firmar con un abogado. Un divorcio no tiene que tardarse mucho tiempo. Si le dicen que lo divorcian en un mes, le están mintiendo.

Si se quiere divorciar, tome acción rápida antes de que la que tome la ventaja sea su pareja. Si ya le presentaron el divorcio, defiéndase, yo no tengo miedo de sacar la uñas por Usted.

Finalmente, quiero decir que represento a muchos hombres y muchas mujeres. He cerrado casos en un par de meses y he conseguido muchos beneficios para mis clientes. Yo defiendo a una mujer igual que a un hombre porque mi enfoque es la justicia. Lo justo, justo deberá de ser. Hombre o mujer, los represento profesionalmente y con el mismo empeño. A mi no me importa si es rico o pobre, si es latino o no. Me importa ganar. Me importa que se haga justicia. Y en el caso mencionado de la señora que fue engañada de varias maneras, su pareja lo va a pagar, y muy caro.

Sinceramente:
Abogada Georgina Díaz • DiazCase P.C
4146 S Archer Ave, Chicago IL 60629
773-579-0140 • gina@DiazCase.com • www.DiazCase.com