¿Quién elije al presidente?

Ezequiel Banda Sifuentes
ebanda@nuevosiglonews.com

La pregunta parece surgida de una prueba de la clase de Civismo o de un examen para obtener la ciudadanía, pero una respuesta que satisfaga, es tan difícil que a través de las décadas son muy pocas las personas que pueden darle una que sea apropiada y satisfactoria.

Lo que más se acerca a una respuesta es: “los ciudadanos de los Estados Unidos en edad de votar elijen indirectamente al presidente” porque son pocos los votos que bastan para elegirlo, 270 en total, votos de delegados que representan miles de sufragios según la cantidad que haya ganado en cada uno de los estados.

La elección presidencial ofrece complicaciones que son inexplicables porque no reflejan la base ideológica de “un gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo” como se ve claramente en elecciones para alcaldes, gobernadores y legisladores.

Pero es en el Colegio Electoral al que pertenecen los delegados, quienes semanas después, pasadas las sorpresas que a veces causan los resultados, hacen la declaratoria oficial sobre el ganador.

Illinois que cuenta con 20 delegados en cada partido, estos votarán por el presidente Obama si él gana la mayoría de votos en el estado. Puede ser que los más de 2 millones de votos depositados en Illinois sean para Obama –solo para poner un ejemplo- pero esa gran cantidad sólo asegurará que los 20 delegados pasen a favor del presidente.

Los delegados forman el Colegio Electoral, de ahí que en cada uno de los precintos, o centros de votación se anuncien como “Electoral College”, porque es a ellos a donde van los votos que serán asignados al ganador, cuando los resultados indiquen que han ganado en los estados cuya suma de delegados da la mayoría para uno de los aspirantes.

El hecho de que un presidente sea elegido sin ganar la mayoría del voto popular se debe a que ciertos delegados representaban distritos con pocos votantes lo que no le resta su poder de representación.

Si acaso no hay claridad en lo que aquí expongo, es natural que en lugar de aclarar haya lectores que quedarán más confundidos, pero no es extraño cuando en el país muy pocos son los expertos que expliquen a cabalidad y satisfacción todo este enredo electoral, en uno de los países más democráticos del mundo.

 

You must be logged in to post a comment Login